This page was exported from ¡¡ Caminad Insensatos !! [ http://caminadinsensatos.com ]
Export date: Thu Aug 24 1:18:25 2017 / +0000 GMT

Cara Norte de MONTE PERDIDO ( 3.355 m. )




MONTE PERDIDO por su cara Norte: 2 sueños cumplidos

(31/Mayo/2011)

 

" Dicen que la felicidad del ser humano es la realización de muchos pequeños sueños".

Este fin de semana, Joana y yo fuimos testigos de nuestra propia felicidad completando dos pequeños sueños que pensábamos casi inalcanzables.

Quien me iba a decir a mí en ese verano del 2007, sentado en el muro del Lago de Marboré con mi bocata de jamón, contemplando ante mis ojos la impresionante cara Norte del Monte Perdido, que algún día sería yo quien ascendiera a la cima por esa ruta. Me quedaba maravillado viendo los glaciares y nunca me hubiese supuesto que la gente se aventuraba a subir por allí. Este fin de semana creíamos que se daban todas las condiciones para poder intentarlo nosotros.

Nos lanzamos el viernes hacia el Valle de Pineta para dormir allí y estar tranquilos de cara a lo que se nos vendría por delante.

 

Ruta

El sábado empezamos nuestra ruta subiendo al Balcón de Pineta donde plantaríamos la tienda. La subida por el Balcón se hace dura y larga, son 1200 metros de desnivel y con las mochilas muy cargadas. Hacemos noche en el "Campamento Base" y el domingo afrontamos la subida por la cara Norte.

Con un tiempo inmejorable y buena nieve nos dirigimos hacia el primer corredor. Lo pasamos fácilmente y con muchas ganas. La huella de la gente que ha pasado por aquí antes hace que sea más fácil la ascensión. Salidos del corredor afrontamos una pequeña travesía por el Glaciar Inferior. Para entonces ya ha amanecido y las vistas son imponentes.

A partir de aquí empieza lo más duro. Pasamos la rimaya bien cubierta de nieve y entramos en el segundo corredor. Ésto se empina bastante y decidimos sacar la cuerda para subir más tranquilos. A mitad de corredor nos encontraremos con unos pasos en hielo que está deshaciéndose a toda velocidad. La roca está casi a la vista pero no tenemos mayores complicaciones para pasarlo. La salida del corredor te deja en un pequeño hombro desde el que vemos ya la cima. Sólo nos restará una dura pala de 100 metros para alcanzar la cima del Monte Perdido (3.355 metros). La felicidad es inmensa y estamos muy contentos (emocionados diría yo!!)

Tras permanecer 1 hora en la cima decidimos iniciar el descenso. Vemos que se empieza a formar alguna nube de evolución por la zona del Cañón de Añísclo y eso no nos gusta. Bajaremos por la Escupidera hasta el Lago Helado y lo bordearemos por el norte para dirigirnos hacia el Collado del Cilindro.

Aquí la escasez de nieve es evidente y pasamos algún apurillo al intentar seguir a dos montañeros franceses que se han metido por un sitio no muy fácil. La mejor decisión hubiese sido seguir el camino normal de verano pero atravesamos un nevero que no tenía continuidad y nos tocó hacer algún paso por roca. Desde aquí sólo nos restará bajar por la vía normal que nos llevará hasta nuestra tienda. Antes tendremos que realizar un rapel para salvar la primera faja de rocas del primer glaciar.

De esta forma y bajo una pequeña llovizna, llegamos a la tienda con el primer objetivo ya cumplido. Recogeremos todo y haremos las mochilas para lanzarnos Balcón abajo. Será una bajada dura y larga. Estamos bastante cansados y las mochilas siguen pesando. Con mucha calma y con la felicidad que nos embriaga, llegamos a la furgo después de casi 15 horas de dura ruta.

 

Mapa

mapa_norte_MONTE_PERDIDO

ortofoto_norte_MONTE_PERDIDO

 

Track y Datos Gps

[track en Wikiloc]: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=1738328

perfil_norte_MONTE_PERDIDO

 

Reportaje

Comenzamos la ruta desde el Parking de Pineta. El día es espectacular y el Balcón de Pineta muestra sus mejores galas

norte_MONTE_PERDIDO_01

La jornada será dura. Tenemos 1200 metros de desnivel con unas mochilas que pesan lo suyo. Llevamos muchos trastos para pasar la noche en el Balcón y poder hacer la ascensión con total garantía

norte_MONTE_PERDIDO_02

En el puente sobre el Cinca abandonaremos la pista que nos llevaría a La Larri. El sendero están bien balizado con hitos

norte_MONTE_PERDIDO_03

Parece que el Cinca trae mucho agua. El calor está causando estragos por las alturas. La nieve se derrite a toda velocidad

norte_MONTE_PERDIDO_04

Tras salir de un bonito bosque nos encontramos con multitud de asfódelos que todavía aguantan en pie

norte_MONTE_PERDIDO_05

El paisaje es soberbio. La muralla que tenemos por encima de nosotros junto con su preciosa cascada

norte_MONTE_PERDIDO_06

norte_MONTE_PERDIDO_07

Poco a poco vamos cogiendo altura. El valle de Pineta va quedando abajo, a nuestras espaldas. La sudada que llevamos es de órdago. El calor y el peso hacen que vayamos tranquilos y dosificando el esfuerzo

norte_MONTE_PERDIDO_08

El camino de subida al Balcón de Pineta no tiene pérdida, los hitos son constantes. Joana parece fijarse en uno de ellos

norte_MONTE_PERDIDO_09

En pleno esfuerzo. Qué campeona!!

norte_MONTE_PERDIDO_10

Atravesamos varias cascadas que nos aportan frescura y algún tragito que otro

norte_MONTE_PERDIDO_11

A pesar del cansancio Joana va tan feliz. Menuda energía que se gasta la neska!!

norte_MONTE_PERDIDO_12

Mientras espero toca hacerse un autorretrato

norte_MONTE_PERDIDO_13

Florecillas que voy encontrando durante la ruta

norte_MONTE_PERDIDO_14

Curiosa la forma del sendero, parece una serpiente descomunal

norte_MONTE_PERDIDO_15

Por un bonito sendero de altura, que nos ofrece grandes panorámicas, entraremos en la zona llamada "el embudo"

norte_MONTE_PERDIDO_16

Antes nos toca refrescarnos nuevamente en otra Kaxkada

norte_MONTE_PERDIDO_17

Desde aquí arriba y con el zoom a tope, divisamos el Parador, la Ermita y el Parking de Pineta

norte_MONTE_PERDIDO_18

Menudos paredones hacia el Collado de Añisclo y las Tres Marías!!

norte_MONTE_PERDIDO_19

Las duras rampas del Embudo se hacen notar. El cansancio empieza a sentirse y estamos deseando llegar al final de esta primera jornada

norte_MONTE_PERDIDO_20

Después de aprovisionarnos de agua vemos el final del sendero que nos conduce al Balcón de Pineta. Pero antes tendremos que atravesar ese último nevero que se muestra un pelín peligroso. Habrá que tomar precauciones. Con tanto peso en la mochila y nuestro cansancio debemos tener mucho cuidado. Yo me saco mi piolet por si acaso y Joana se calza los crampones rápidamente

norte_MONTE_PERDIDO_21

Para Joana ésto parece un juego

norte_MONTE_PERDIDO_22

El Embudo visto desde arriba

norte_MONTE_PERDIDO_23

Y la llegada a la parte final del Balcón

norte_MONTE_PERDIDO_24

Y cansados pero satisfechos llegamos a nuestra primera parte de este sueño. Ya vemos claramente lo que nos espera mañana. Estamos radiantes aunque un poco nerviosillos

norte_MONTE_PERDIDO_25

La ruta que seguiremos mañana para la ascensión. Se ve que hay suficiente nieve y parece que las condiciones son idóneas para afrontar la ascensión

norte_MONTE_PERDIDO_26

Mis botas descansan recreándose con las vistas. El día de mañana será duro y hasta ellas guardan fuerzas

norte_MONTE_PERDIDO_27

Panorámica del imponente Valle de Pineta

norte_MONTE_PERDIDO_28

Joana se entretiene con la cuerda antes de cenar e irnos a dormir

norte_MONTE_PERDIDO_29

El domingo empieza la jornada bastante temprano. Son las 5 de la mañana y las caras de sueño son claras. Lo mejor de todo es que no hemos dudado ni un momento en levantarnos. A pesar de que estamos un pelín cansados de la paliza de ayer, nos empezamos a preparar con muchas ganas

norte_MONTE_PERDIDO_30

El día empieza a despertar. La Munia y Robiñera son testigos de este amanecer

norte_MONTE_PERDIDO_31

Hemos visto que varias cordadas ya están casi arriba. Han madrugado muchísimo y nosotros seremos casi los últimos. Pero la idea la tenemos clara, queremos ver con la luz del día todo lo que nos rodea mientras realizamos la ascensión.

norte_MONTE_PERDIDO_32

Parece que el Perdido le está echando un desafío a Joana

norte_MONTE_PERDIDO_33

El Cilindro de Marboré empieza a "incendiarse"

norte_MONTE_PERDIDO_34

Y al poco rato le acompaña el Perdido

norte_MONTE_PERDIDO_35

Ante tanto espectáculo me parece que ya veo doble

norte_MONTE_PERDIDO_36

Un grupete se prepara para entrar en el primer corredor. Es el más fácil de los dos pero el más largo

norte_MONTE_PERDIDO_37

Miradita atrás antes de comenzar a subir el corredor

norte_MONTE_PERDIDO_38

Ésto es lo que nos espera por delante

norte_MONTE_PERDIDO_39

Joana en los primeros metros de corredor. Se siente contenta. La huella es clara y las condiciones son excepcionales

norte_MONTE_PERDIDO_40

Yo prosigo mi ascenso y mirando hacia arriba veo la impresionante pared por la que vamos

norte_MONTE_PERDIDO_41

Giro mi vista hacia la derecha y me encuentro con el impresionante serac del Glaciar Inferior. Qué maravilla!!!

norte_MONTE_PERDIDO_42

Aprovecho algún descansito para retratar nuestra aventura

norte_MONTE_PERDIDO_43

"Joana en acción"

Es la primera vez que subo algo tan empinado y me siento muy cómodo. Me da tiempo hasta de hacer el indio

norte_MONTE_PERDIDO_44

Ésta foto se me torció un poquito pero se ve bien clara la pendiente por la que hemos subido.Estamos cerquita de la salida

norte_MONTE_PERDIDO_45

Salimos del corredor, y tras un corto flanqueo, avanzaremos por encima del Glaciar Inferior durante algunos cientos de metros.

Es sobrecogedor el hecho de saber que estamos pisando algo con tanta historia como es un glaciar en el Pirineo

norte_MONTE_PERDIDO_46

Seguimos por las huellas que están bastante claras

norte_MONTE_PERDIDO_47

Mirada hacia atrás

norte_MONTE_PERDIDO_48

El Lago de Marboré y la Brecha de Tucarroya. Estoy enfrente del lugar que dio inicio a mi sueño

norte_MONTE_PERDIDO_49

Hemos pasado sin ningún problema la rimaya peligrosa que se suele formar cuando desciende la cantidad de nieve. De momento no hay rastro de ella y parece que el espesor es suficiente para no tener ningún problema en continuar

norte_MONTE_PERDIDO_50

Poco a poco nos vamos aproximando al 2º corredor. Éste es más empinado que el primero

norte_MONTE_PERDIDO_51

Muy pronto nos damos cuenta de que la cosa se pone tiesa. La mañana va avanzando y la nieve empieza a perder esa dureza que nos hacia ir tan cómodos. Vemos algún trozo de hielo no muy seguro y decidimos encordarnos para ir más seguros. Un resbalón por aquí podría ser fatal!!

norte_MONTE_PERDIDO_52

Joana en pleno esfuerzo

norte_MONTE_PERDIDO_53

Ya ha pasado lo peor y lo ha hecho brillantemente

norte_MONTE_PERDIDO_54

Salimos a un pequeño "hombro" y la tensión va dejando paso al relax

norte_MONTE_PERDIDO_55

La cima está muy cerca. Nos queda está última pala que se hace muy larga uffffffffff!!

norte_MONTE_PERDIDO_56

La panorámica desde aquí arriba es bestial

norte_MONTE_PERDIDO_57

Y los dos compañeros llegamos a la cima del MONTE PERDIDO (3.355 m.). Por momentos la emoción nos invade aunque somos conscientes de que ésto no está acabado. Queda una larga y dura bajada

norte_MONTE_PERDIDO_58

Mis dos "compañeros" de aventuras no quieren perderse este momento

norte_MONTE_PERDIDO_59

Nuestras caras lo dicen todo!!

norte_MONTE_PERDIDO_60

Y poco me cuesta posar con tanta alegría jejejeje

norte_MONTE_PERDIDO_61

La panorámica hacia los cañones de Ordesa y Añisclo es preciosa

norte_MONTE_PERDIDO_62

Llama poderosamente la atención los paredones del Soum de Ramond o Añisclo

norte_MONTE_PERDIDO_63

Parece que se empieza a formar alguna nube sospechosa y decidimos que es hora de abandonar esta simbólica cima

norte_MONTE_PERDIDO_64

Después de permanecer cerca de una hora disfrutando de la cima, iniciamos nuestro descenso. Bajaremos por la Escupidera hasta el Lago Helado

norte_MONTE_PERDIDO_65

Bajamos con mucho cuidado la "Escupidera"

norte_MONTE_PERDIDO_66

Nos quedará sobrepasar el Collado de Marboré. Aquí tuvimos un pequeño despiste. No encontramos bien el camino y nos metimos por un nevero que no tenía continuidad. Tuvimos que escalar un pequeño murete que nos dio algún que otro problemilla. A partir de este momento las nubes hacen cada vez más acto de presencia y la cosa se va poniendo un poco fea. No nos faltará ya mucho para llegar pero antes tendremos que encontrar la chimenea que salva el primer muro de rocas del Glaciar Inferior.

Siguiendo las claras huellas llegamos a un punto en el que realizaremos un rapel. Pensabamos que habría más nieve en este punto y la cuerda nos llega justo-justo para alcanzar la nieve. Después de esta aventurilla del "rapel" nos queda muy poquito para llegar a la tienda.

Llegamos justo en el momento que empieza llover y encima nos hemos quedado sin baterías en las cámaras.

Recogemos todo rápidamente e iniciamos la bajada desde el Balcón de Pineta hasta la furgo. Una larga y dura bajada que la hacemos cansados pero muy felices por haber realizado nuestros dos "sueños".

Y ya más relajados y tranquilos nos disponemos a celebrar como se merece.

¡Va por ustedes!!

norte_MONTE_PERDIDO_67

 

A partir de ese momento sólo queda saborear lo que hemos vivido.  Somos un poco más felices que antes por haber conseguido algo que no debemos nunca dejar de lado... nuestros pequeños sueños .

Sólo me queda dar las gracias por todo a Joana (mi compañera de cordada ). Sin su paciencia, esfuerzo, tesón y ayuda no hubiese sido posible que yo hubiera realizado este sueño.

 

 

 


Post date: 2016-06-01 00:57:05
Post date GMT: 2016-05-31 22:57:05

Powered by [ Universal Post Manager ] plugin. MS Word saving format developed by gVectors Team www.gVectors.com